SIDA
SIDA

SIDA – Un Mal Que sigue Avanzando

El Virus de Inmunodeficiencia Humana o VIH, es uno de los mayores retos sociales, económicos y de salud para todos los gobiernos del mundo hoy en día. El VIH es la causa del SIDA, que significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida. Las estadísticas son alarmantes, el Sida se lleva 8.000 vidas diariamente y 5 personas mueren cada minuto por esta enfermedad. Ahora, más de 40 millones de personas viven con el VIH y el Sida. Y más devastador es el hecho de que 2,3 millones de estas víctimas son menores de 15 años de edad. Este número está aumentando vertiginosamente y es una gran amenaza para la humanidad.

VIH y SIDA

El VIH es la causa del SIDA. El VIH se desplaza a través del cuerpo por la sangre, el semen, los fluidos vaginales y la leche materna. El VIH ataca y destruye las células blancas del cuerpo que lo protegen de las enfermedades. Después de un largo período de infección y degeneración de las células de la sangre, se llega a la etapa de VIH donde el organismo se enferma. Esto se conoce como SIDA. Es importante hacer notar que durante los primeros 2 a 10 años de la infección por el VIH la persona puede tener un aspecto saludable y hasta puede pasar todas las pruebas médicas para el SIDA.

Mitos sobre el SIDA

El VIH no se transmite por contacto físico casual, toser estornudar o besarse. Tampoco se transmite por compartir los baños, toallas, utensilios de comer o por consumir alimentos y bebidas manipulados por los portadores del VIH. Más importante aún, no se transmite por la picadura de mosquitos u otros insectos.

Cómo protegerse

El VIH se transmite a través de fluidos corporales como la sangre, el semen, secreción vaginal y la leche materna. El coito vaginal o anal es el medio más común de transmisión alrededor del mundo. Evita a toda costa tener relaciones sexuales sin protección. Nunca se sabe quién puede estar infectado. Evita la promiscuidad, ya que esto aumenta la probabilidad de contraer el VIH. Además, no compartas agujas o equipos perforadores de la piel (piercing) con nadie. Algunas personas se infectan al compartir jeringas que sus amigos utilizan para inyectarse drogas. Otra formas de adquirir el VIH es por la transmisión de sangre de la madre a su bebé durante el parto o por transfusión de sangre durante el trasplante de órganos.

Cómo ayudar

Ayudar a una víctima es muy fácil. Comparte artículos como este con tus amigos, y anímales a ir a la Fundación del SIDA más cercana para que hagan un donativo. Puede ser dinero, ropa o comida. Pero la mejor ayuda es, por supuesto, la ayuda emocional, sentándote con ellos y escuchando su historia. Ayudarte a ti mismo es otro aspecto importante también. Evita las actividades que pueden causar el VIH. Esto es lo mejor que puedes hacer por ti mismo.

Artículos relacionados

La prevención del SIDA

Información General Sobre Los Síntomas Del VIH