El síndrome de Evans es una enfermedad rara considerada como autoinmune, su nombre hace referencia al síndrome descrito por  Evans en el año 1951. Esta  enfermedad se caracteriza por la aparición de trombocitopenia y anemia hemolítica en cualquier  etapa  de la enfermedad.

Al tratarse de una enfermedad  autoinmune el cuerpo trata de combatir  sus propias defensas, en este caso del síndrome de Evans los anticuerpos atacan directamente las plaquetas y glóbulos rojos lo cual trae  consigo una disminución considerable en estas células desencadenando afecciones mortales para el cuerpo.

Cuando las plaquetas y glóbulos rojos disminuyen en gran medida la sangre pierde la capacidad de coagulación, de esta manera si una persona con síndrome de Evans sufre una herida corre el riesgo de morir desangrado.anticuerpos

Síntomas del síndrome de Evans

Los  síntomas de aparición de este  síndrome pueden variar  de un paciente a otro, sin embargo algunos de los  síntomas  que  generalmente se observan en personas con esta  enfermedad son aparición de hematomas en la piel en el caso de presentar trombocitopenia, también otros síntomas de anemia  como fatiga, cefalea, palidez, ictericia.

Se recomienda a quien note algunos síntomas mencionados  anteriormente  dirigirse lo mas pronto a su medico pues un diagnostico temprano puede llegar a salvarle  la  vida del paciente. Para comprobar la presencia del síndrome de Evans se realizan exámenes  sanguinos para conteo de plaquetas y un test de coombs.

Tratamiento del síndrome de Evans

Para tratar este  síndrome se receta un tratamiento fuerte para  regular los glóbulos rojos y plaquetas del cuerpo, el tratamiento esta compuesto de  Esteroides como la prednisona, inmunoglobulina intravenosa, en caso de no haber signos de mejoría se optara por la esplenectomía.

Compartir