El herpes es una enfermedad muy común que una gran cantidad de personas frecuentemente lo han padecido o lo padecen, consiste en una infección viral la cual provoca ampollas heridas y/o llagas en la boca o los genitales, a pesar de doler intensamente y de incomodar al paciente se clasifica como una enfermedad de atención en primer nivel, es decir de tratamiento no complejo dado que no acarrea problemas graves de salud.

Debido que es provocado por un virus el herpes se propaga fácilmente entre las personas y es común que una persona lo padezca en diferentes tiempos, por lo que es indispensable saber de qué se trata y cómo curar las heridas o llagas que esta afección produce.

El virus del herpes se contagia al haber contacto de la piel sana con una afectada, los besos y las relaciones sexuales con personas que tienen el virus son la principal causa de contagio.

Muchas personas pueden haber adquirido este virus y dependiendo de su sistema inmunitario y condiciones particulares del comportamiento de su cuerpo el virus no se presenta con las ampollas y llagas propias de la enfermedad o se presenta repentinamente con pequeñas afecciones que pueden pasar desapercibidas.

El herpes se lo ha clasificado en dos virus VHS-1 VHS-2 entendiendo que el VHS-1 provoca las afecciones orales y el VHS-2 afecta las zonas genitales.

Estos concejos para curar el herpes labial pueden ayudar a quienes lo padecen los cuales son muy sencillos y de mucha ayuda:

Lo primero que debemos tener en cuenta y poner en practica antes de tratar de curar el herpes labial es evitar su propagación a otras zonas como los párpados o zonas de los ojos ni las zonas de los genitales, por lo que es indispensable tomar medidas preventivas como no frotar las manos en dichas zonas si antes hemos palpado las heridas en la boca o no están lavadas y desinfectadas adecuadamente, también debemos evitar los besos con otras personas para no transmitir el virus, evitar comer comidas chatarras o excesivamente condimentadas, los rayos directos del sol o el estrés.

Para curar las afecciones producidas en los labios o boca debemos optar por mantener las heridas o ampollas limpias, no presionarlas toda bes que las heridas húmedas harán que las secreciones contagien fácilmente otras zonas no afectadas, el hielo es un buen aliado para ayudar a eliminar las llagas y ampollas, aplicar pañitos de té húmedos también es de gran ayuda y un ambiente y dieta adecuada como ya se mencionó junto con un prudencial tiempo para que las defensas propias de nuestro cuerpo actúen, son los mejores aliados para curar las tan incomodas y dolorosas llagas y ampollas producidas por el herpes labial.