Diferencia entre ser portador de VIH y haber contraido el SIDA
Diferencia entre ser portador de VIH y haber contraido el SIDA

Cuál es la diferencia entre un portador de VIH y un enfermo de sida

Escucha muy bien, la diferencia entre lo que significa ser portador del VIH y estar enfermo de SIDA es muy claro y lo más importante no es en lo mínimo lo mismo. Ser portador del virus o ser seropositivo significa que puede transmitir la enfermedad, pero que todavía no la ha desarrollado (puede tardar varios años y hasta entonces no presentar ningún síntoma de la enfermedad).

El proceso en desarrollar el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) puede tardar años y los pacientes —para evitar que la enfermedad avance— se tratan con una serie de medicamentos, como antirretrovirales.

Al contrario de lo que es ser o estar enfermo de SIDA, pues bien son aquellas personas que ya han desarrollado la enfermedad y que de cierta manera son desahuciadas por no tener hasta la actualidad una cura que elimine este virus.

Una persona enferma de SIDA presenta un conjunto de síntomas, que indica que sus defensas están disminuidas porque contrajo el virus del VIH. Al padecer este mal, dada la caída de las defensas, aparecen enfermedades “oportunistas” que pueden provocar la muerte, como afecciones pulmonares, de la piel y algunos tipos de cáncer.

Sin embargo es importante mencionar que es una enfermedad que se puede prevenir con tan solo tener hábitos adecuados en el desarrollo de las diferentes acciones del diario vivir, en este sentido, en conocimiento del problema social en el que se ha convertido el VIH – SIDA, diferentes gobiernos y entidades de todo el mundo han trabajado para conseguir concienciar a la población sobre la importancia del diagnóstico precoz de esta enfermedad y de su prevención.

 

Compartir