Una persona al ser diagnosticada de VIH sida se siente  como si el mundo le cayera encima. Sin embargo, debes saber que, en estos días, un diagnóstico de VIH o de sida no es una sentencia de muerte. Si tomas tu medicación correctamente y si cuidas de tu salud física y mental, entonces podrás vivir una vida normal y feliz. Aunque, indudablemente, deberás vivir con el dolor físico y con el costo mental de tener que contarle a la gente sobre tu condición de salud.

A continuación encuentras algunas pautas a seguir para poder sobrellevar esta enfermedad:

Estar seguro que no se trata de una sentencia de muerte.  Gracias a las investigaciones resientes  debes recordar que no has recibido una sentencia de muerte, ya que tienes muchas formas de sobrellevar esta enfermedad, gracias a los distintos tratamientos que se cuenta en la actualidad.

images

Tómate un tiempo para asimilar.  Puede ser que  te tomes un tiempo para darte cuenta de que tu vida no está acabada y para asimilar el hecho de que tienes VIH sida, te sentirás mejor. Al punto que no te importa lo que piensen los que te rodean.

Libérate de la culpa y del arrepentimiento. Si contrajiste del VIH sida debido a una conducta imprudente, es importante que asumas lo que sea que hayas hecho; pero, una vez que lo hagas, tienes que seguir adelante. No tiene sentido repetirse “podría, debería, habría, porque eso no te ayudará en el presente.

Comentar el problema a las personas que se preocupan por ti. Para que te sientas un poco mejor  es contándoselo a la gente que se preocupa por ti y por tu estado de salud, a tus amigos cercanos y a los miembros de tu familia, como también  a tus parejas sexuales. En un comienzo esto no sera fácil para ti ni para los que rodean, pero pasado un tiempo ellos serán un gran apoyo.

Contar con la acesoria de un especialista y realizarse  exámenes para determinar el mejor plan de tratamiento. Te darás cuenta que el doctor no solo te dará un cóctel de medicinas y te enviará a casa sino que te hará una serie de pruebas para ver lo que tu cuerpo necesita exactamente antes de que recibas el tratamiento correcto. Estas pruebas incluirán: